El Presidente de ANP autorizó a Montecon a funcionar en el régimen que Ferrés tilda de ilegal

l presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Juan Curbelo, autorizó en este período que Montecon ocupara un espacio del Puerto de Montevideo bajo el sistema de almacenaje, que varias autoridades del gobierno han criticado y tildado de irregular e ilegal, mientras se tramitaba un permiso de un año. A su vez, se le permitió a la empresa pagar un canon más bajo del que se había acordado en el permiso original, con lo cual pasó de aportar 57.492 USD a 35.200 USD por mes.

De acuerdo con documentos a los que tuvo acceso Montevideo Portal, desde 2016 Montecon tenía vigente un permiso para la explotación del llamado Depósito 20 y sus áreas adyacentes, una superficie de 8.052 metros cuadrados en el puerto capitalino. En agosto de 2020, cuando se acercaba el vencimiento del permiso —lo que ocurriría en enero de 2021—, la empresa hizo llegar a la ANP una nota en la que solicitaba una prórroga, y en la que planteaba bajar el canon. Un deterioro del negocio de los depósitos logísticos intraportuarios y una fuerte competencia de otras alternativas logísticas, como zonas francas, eran parte de la argumentación para rebajar el precio. Además, Montecon advertía que la propuesta tarifaria estaba en el orden de lo que pagaban otros depósitos, y aclaraba que el nuevo valor incluiría los costos de mantenimiento del lugar —mejoras que ya se habían hecho, del entorno de los 300.000 USD—.

El pedido fue recorriendo las distintas oficinas de la ANP y todas las divisiones (operativas y comerciales) le fueron dando el visto bueno, hasta que llegó al directorio, que lo analizó en setiembre de 2020. Allí, a pedido de la oposición, se decidió pasar el tema al Área Jurídico Notarial para que analizara la legalidad de la diferencia entre el monto ofrecido y el que se abonaba hasta ese entonces.

El abogado Edgardo Amoza, gerente de esa área, evaluó la solicitud de Montecon a principios de octubre de ese año y concluyó que no se podía rebajar la tarifa como pedía la empresa porque el contrato inicial, celebrado a fines de 2015, establecía como condición expresa que el canon en ningún caso podría implicar para la ANP un valor inferior al acordado.

La respuesta del Área Jurídico Notarial ameritó que el expediente volviera a circular en las oficinas del ente, algunas de las cuales citaron los argumentos de Montecon para fundamentar su posición favorable y plantearon alternativas para lograr el acuerdo con la empresa como, por ejemplo, renovar por menor plazo. Sin embargo, en jurídica se mantuvieron firmes y se volvió a rechazar la solicitud, aduciendo que no se cumplía ninguno de los supuestos previstos para bajar el canon.

En los primeros días de noviembre, el directorio supo que el trámite no había prosperado. Pero el asunto no quedó allí.

Casi un mes después, según consta en los documentos, la gerencia general recibió una nueva propuesta de Montecon que dejaba sin efecto la solicitud inicial. Otra vez, la gerencia de la empresa daba sus motivos con base en el mal momento empresarial y expresaba sus intenciones para el Depósito 20 —lo que se llama consolidación y desconsolidación de mercadería, almacenaje y otros servicios habilitados por la Ley de Puertos—, solo que ya no querían renovar el permiso vigente, sino que solicitaban uno nuevo, ahora por un año, y con un canon de 35.200 USD: prácticamente el mismo que les había rechazado jurídica de ANP días atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×